Mes de Septiembre ¿Qué hacemos en el jardín en el mes de Septiembre? Leave a comment

El invierno va en retirada, con sus lluvias intermitentes y días de sol y cielo abierto entre medio, nos ha dejado entrever el arco iris y algunos signos del despertar de las plantas: en la brotación prematura de la morera, en los prunus florecidos.

Es esencialmente una época de intensa floración en el jardín. La vida se observa bien establecida a partir de cierto momento en septiembre. No sólo los colores y aromas lo atestiguan, también se desata en la naturaleza una intensa actividad, donde los pájaros e insectos polinizadores llevan los cantos y ruidos de una rama a otra.

Es el momento de realizar las últimas podas para eliminar la vegetación reseca o moribunda. Y de sembrar y plantar nuevos ejemplares. También deben mantenerse las precauciones frente a las pestes y enfermedades que aprovechan para atacar la tierna brotación de las plantas.

Los destacados del mes de Septiembre
· Están en flor durante septiembre la mayoría de las plantas, a modo de ejemplo: oxalis blanco y rosado, tamarindo, petunia, lavatera trimensis, ajuga, hibisco, buganvilia, gazania, alegría del hogar, crocus, crataegus, corona del poeta, plumbago azul y blanco, lila y copo de nieve.
· En el mes de la patria también florecen muchas especies nativas. Entre las arbóreas: coigüe, espino, canelo, pimiento, peumo, patagua, tepa, radal, luma o reloncaví, pelú y maitén. Entre las arbustivas: violeta (viola portalesia), ciruelillo, retama, chilco, tupú, latué o palo de los brujos, y el tomatillo, de hermosa floración.
· Los prunus y otros frutales se encuentran plenamente florecidos, aunque muchos brotaron de modo prematuro en el invierno.
· Durante la primavera terminan su floración: aromo, azalea, laurentina, lágrimas de la virgen, algunos ranúnculos y magnolios, y los narcisos.

Labores del mes de septiembre
· Es buena época para preparar almácigos. La mimosa, la porcelana y la alegría del hogar, por ser plantas delicadas, deben sembrarse en cajoneras protegidas con vidrio o plástico.
· También es el momento para realizar siembras directas -previo exhaustivo mullimiento del terreno- de tagetes, dedal de oro, alhelí, clarín, alyssum, begonia, aquilegia, lobelia, oxalis, cineraria, violeta, zinnia, cosmos, campánula, gerbera y anémona, entre otras.
· El tiempo es idóneo para la resiembra de amarylis y begonia tuberosa (protegidos con plástico o vidrio hasta que broten), bulbos de achira, agapanto y cala. Si las achiras y lirios han estado varios años en el mismo lugar, resiembre en otro sitio del jardín.
· Retire las flores secas de las plantas que florecieron en invierno y riéguelas, para que se concentren ahora en elaborar las reservas para continuar su ciclo vegetativo.
· Reponga con especies cubresuelos los sectores ralos del jardín.
· Revise los rizomas de lotos y nenúfares, que comienzan su brotación. Si están deteriorándose divida la planta y distribuya estos rizomas donde cuenten con espacio suficiente para desarrollarse. Si la tierra está podrida, cámbiela por una mezcla de tierra de hojas y guano.
· De todas maneras, es conveniente cambiar cada año la tierra donde se hallan sujetas las plantas acuáticas, para evitar el desarrollo de ciertas algas que afean el estanque.
· Elimine el quintral de los árboles o arbustos. Esta planta destruye el sistema circulatorio de las especies que parasita.
· Plante dalias a fines de septiembre y la verbena rígida bajo arbustos pequeños.

Riego en Septiembre
· Debido a que el subsuelo todavía está húmedo por las lluvias recientes, riegue sólo el césped, las plantas en maceteros y aquellas de raíces más superficiales plantadas en la tierra, como camelias y azaleas.
· Riegue también las begonias que ahora reiniciarán su ciclo.
· Los árboles jóvenes o recién plantados deben comenzar a regarse en abundancia, una vez por semana.

Césped en Septiembre
· Esta época es muy apropiada para sembrar o resembrar el césped. No necesita cubrir las semillas con mucha tierra porque las temperaturas se mantienen relativamente altas, y con ello, además, el proceso de germinación se acelera.

Existen algunos obstáculos para la buena germinación del césped: los pájaros en busca de comida y la competencia de malezas que también inician su ciclo de crecimiento.
· Desmalece de raíz los sectores antiguos, pero espere a hacerlo cuando le haya realizado varios cortes al césped y éste se encuentre bien establecido.
· Horquetee y escarifique el césped antiguo donde la tierra se encuentre saturada de agua.
· El corte se realiza cada 10 días durante la primera mitad del mes. Con temperaturas estables sobre los 15°C la frecuencia del corte debe ser semanal.

Nunca recorte el césped húmedo.
· Si el césped se mantiene amarillento aplique una solución fungicida, de Captán o Thiram. Si hay presencia de insectos masticadores, aplique Diazinon.
· Si tiene riego automático, riegue diariamente de 3 a 4 minutos apenas salido el sol. Los terrenos con buen drenaje, los arenosos por ejemplo, deben regarse complementariamente, a otras horas, cada dos o tres días.

Podas Septiembre
· Preocúpese de eliminar los botones tempranos de las rosas. Es recomendable esperar hasta que el ramaje se desarrolle para luego permitir la floración.
· Saque los brotes que hayan aparecido al interior del follaje de algunas plantas.
· Pode las ramillas verticales de las azaleas, dejando su copa redondeada. Las fucsias se podan cuidadosamente, eliminando toda rama seca.
· Saque las ramas secas de las araucarias y en general de todas las plantas, siempre que no se avisoren nuevas heladas.
· Despunte los tallos tiernos de la begonia de hoja caduca, que crecen demasiado aceleradamente, invadiendo los alrededores de la planta. No permita que trepe sobre otras especies, sean arbustivas o árboreas, porque termina ahogándolas.
· Pode la flor de la pluma, las dracenas, y los cítricos deformados.
· Elimine los hijuelos y rebrotes de: olmos, ciruelos de flor, pimientos y manzanos.

Control de Enfermedades
· Proteja los brotes tiernos del ataque caracoles y babosas; coloque Toximol o Mesurol para evitar una plaga de este tipo.
· Los rosales recién plantados deben protegerse de los pulgones con Dimetoato. Realice también aplicaciones preventivas de azufre contra el oídio.
· Retire de las plantas o del suelo las flores de invierno envejecidas, para evitar que se reciclen algunos hongos como la botritis.
· Aplique Dimetoato sobre el follaje del laurel de comer para controlar la mosquita blanca y los pulgones.
· El diamelo se protege de los hongos con una aplicación de Captán sobre el follaje, una cucharadita disuelta en 5 litros de agua. Con esta misma preparación se riega el suelo alrededor de la planta.
· Aplique oxicloruro de cobre sobre los arbustos sensibles a la fumagina que crecen bajo especies arbóreas, como crataegus, pitosporo, escalonia, boj, laurel de flor y laurel de comer.
· Es en primavera cuando eclosionan los huevos de los insectos parásitos. Desinfecte con un insecticida de amplio espectro como el Carbarilo 13 o el Dimetoato.

Fertilización y tratamientos especiales
· Aplique salitre potásico -1 cucharada por metro cuadrado de suelo- a las especies arbustivas más rústicas, para favorecer su despertar primaveral: manzano de flor, liquidámbar, alcornoque, castaño, plátano oriental, acer, ginkgo, encina inglesa, celtis y ciruelo de flor. Si bajo su copa se encuentran otras plantas, o césped, entierre este fertilizante en hoyitos de unos 40 cm. de profundidad.
· Cuando las temperaturas se mantengan en alza estable, realice el mismo tratamiento anterior a las plantas delicadas al frío.
· El laurel de comer, la hortensia y el diamelo se fertilizan con salitre potásico: 1 cucharada por planta. Las fucsias con salitre y sulfato de hierro, en la misma dosis.
· Entierre el guano aplicado sobre el suelo durante el invierno. Pero de manera cuidadosa, para no dañar el sistema radicular más superficial de algunas plantas.
· Ponga una cucharada de urea por cada planta de camelia mayor de tres años y cubra el fertilizante con una fina capa de tierra.
· Si las azaleas se ven amarillentas, realice una aplicación de sulfato de magnesio, 1 gramo disuelto en 1 litro de agua.
· No aplique salitre ni urea a las siguientes plantas que son muy sensibles a la salinidad: azalea, camelia, laurel de flor, alegría del hogar, cineraria, petunia y helechos.

¿Qué tenemos que hacer?
· Prepare sus almácigos de primavera. En Homecenter Sodimac encuentra semillas de una gran variedad de especies: cleome rosa, vinca de Madagascar, prímula, verbena, iberis umbellata, cobea scandens, edelweiss, salvia enana, lobelia enana azul, thumbergii alata, geranio e hypericum.
· Haga mugrones de: filodendro, flor de la pluma, clemátides, gomero y lantana montevidensis.
· Cambie la tierra de los maceteros, sobre todo si la planta no evidencia un crecimiento normal o suficiente, o cuando la superficie del suelo y las paredes exteriores se cubran de sales de aspecto calcáreo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *