Mes de Noviembre ¿Qué hacemos en el jardín en el mes de Noviembre? Leave a comment

Este mes comienza la transición entre el primor de la estación primaveral y los primeros rigores del verano.
En los prunus y otras especies frutales se comprueba lo pródiga que es la naturaleza, que después de la belleza y aroma de las flores nos está reservando el alimento; a todo el reino animal, para ser precisos. Porque los pájaros e insectos, en plena reproducción, revolotean por el jardín acarreando la comida para sí mismos y sus crías.

Aún es buen momento para preparar siembras y combatir las plagas y enfermedades, que encuentran las condiciones climáticas más favorables para propagarse.

Los destacados del mes Noviembre
· Están en floración durante este mes, como durante lo que lleva de trascurrida la primavera: abutilón, ajuga, alegría del hogar, aster, buganvilia, cistus, copo de nieve, corona del poeta, crategus, crocus, hibisco, gazania, kerria, mahonia, lila, oxalis, plumbago capensis, petunia y rosas.
· Comienza también la floración de: ageratum, begonia, crespón, granado, edelweiss, hipericum, rayito de sol, thumbergia alata, entre otras especies.
· Es la época de esplendor de los rododendrones, que se ven cargados bajo el peso de las flores.

Labores del mes de Noviembre
· Las enredaderas suelen crecer más rápido en esta época. Esté atento a las guías para dirigir su crecimiento.
· Cubra los almácigos y plantas más jóvenes para protegerlos del sol, especialmente en las horas de mayor radiación: entre las once de la mañana y las 4 de la tarde.
· Saque las flores que vayan marchitándose. Esto inducirá una floración más prolongada en la mayoría de las especies o, cuando menos, no hará gastar energías inútilmente a la planta. Corte las ramas secas para estimular el crecimiento sano del resto del follaje.
· En esta época ya se puede ver como viene la producción de los árboles frutales. Ralee los prunus y otras especies cuando se vean demasiado cargados de frutas. Esto mejorará la calidad de las restantes. Trate de aligerar las ramas más cargadas.
DATO
Las frutas y verduras que se recolectan en la mañana conservan mejor el sabor.
· Siembre durante este mes: alyssum dulce, alhelíes, aquilegia, anémona, aster, cosmos, dianthus, lavatera, lobelia, primavera, salvia, tagetes y zinnia, entre otras plantas.

Riego en el mes de Noviembre
· Cuando la temperatura promedio aumenta sobre los 15ºC, las plantas se encuentran en su máxima expresión de actividad, y demandan mucha más agua, de manera que la frecuencia y abundancia de los riegos sigue aumentando durante el mes.
· Para la zona central del país, una cantidad adecuada promedio puede ser 15 litros de agua por m², semanalmente.
· Si los días se anuncian demasiado cálidos riegue en la mañana. Si la temperatura es normal para esta época, riegue en la tarde, una vez puesto el sol.
· Riegue poco el rayito de sol, aumente la frecuencia si la floración se ve fenecer.
· Si el agua de la llave sale con mucho cloro, al menos para regar las plantas en maceta deje reposar por algunas horas la cantidad de líquido necesaria en un recipiente y riegue con el mismo después.
· Las siguientes arbóreas requieren riegos profundos, cada 15 días como mínimo: alcornoque, algarrobo, almendro, grevillea, encina inglesa, molle, nogal y quillay. Pique cuidadosamente la tierra alrededor del tronco antes de regar.
· Necesitan poco riego los siguientes árboles: boldo, casuarina, eucalipto, grevillea, litre, molle y robinia.
· Especies como el pimiento y el espino se riegan poco, tienen requerimientos propios de zonas desérticas.
· Las siguientes arbóreas autóctonas se deben regar con una frecuencia no menor que semanal: álamo, canelo, catalpa, coigüe, ciprés calvo, lingue, liquidámbar, patagua y sauce (Salix humboldtiana, también el S. babylonica, aunque no es nativo).
· Riegue con frecuencia las plantas de interior, sobre todo los helechos, y con excepción de las cactáceas, la sansevieria enana, ficus y gomero.
· Las rosas y crespones también necesitan mucho riego.

Césped en Noviembre
· La corona de los prados se resiente por la prolongada radiación solar en esta temporada. Riegue a diario o cada dos días, durante las horas menos cálidas.
· Las malezas están en su época de apogeo. Manténgalas bajo control. Desmalece todas las semanas.
· Recorte el césped con la cuchilla alta, una vez por semana. Desmalece antes del corte, y aplique algún fungicida posteriormente.
· Realice aplicaciones preventivas cada tres semanas con algún fungicida como Thiram.
· Si el césped se ve amarillento, fertilice con salitre y sulfato de fierro, 400 cc. de esta mezcla por cada 100 m² en la zonas afectadas.
· Resiembre las zonas ralas: haga un mullimiento del área, siembre, cubra con tierra y coloque ramas espinosas u otros obstáculos para impedir el pisoteo y la predación de las aves.

Podas en Noviembre
· Realice una poda de formación, ligera, del membrillo de flor. La copa de esta especie es naturalmente redondeada y se puede acentuar la forma con la poda.
· Este invierno ha sido bastante frío y las especies arbóreas caducifolias seguramente experimentan ahora un gran esplendor. Pero por la misma razón pueden desarrollar chupones y crecimientos desordenados. Pódelos.
· Elimine los chupones en las rosas y otros arbustos, así como las ramas enfermas o de crecimiento incoherente con el resto del follaje.
· Despunte los setos vivos preparados con boj, crategus, ligustrina, mirto u otras plantas. Recorte el laurel de flor más envejecido.
· Elimine el quintral de los árboles y raspe la parte del tronco donde estuvo adherido. Procure extraer el austorio (raíz) de esta planta parásita, para evitar que aparezca nuevamente.

Control de Enfermedades
· Las rosas y malvas suelen verse infestadas de pulgones. Aplique Dimetoato: 10 cc. por litro de agua, después del riego y en las horas menos calurosas.
· Otra peste que se ensaña con las rosas es el oídio, realice aplicaciones de azufre ventilado sobre el follaje. Disminuya los fertilizantes nitrogenados para atajar un poco el crecimiento foliar, que trae más oídio. Y elimine los brotes y tejidos infectados
· Pulverice con fungicidas de tipo cúprico los setos vegetales y otras plantas que se hayan mostrado los años anteriores proclives a infestarse con la fumagina.
· Despeje la tierra del laurel de flor y pulverice el follaje y el suelo alrededor del tronco con fungicida cúprico.
· Pulverice cada 15 días los árboles, especialmente los que provienen de zonas cálidas, como el ceibo, el jacarandá, el gomero, el ombú y la ponciana. Suelen verse atacados por pulgones, arañitas y gusanos masticadores. Aplique alternativamente los plaguicidas adecuados para cada caso.

Fertilización y tratamientos especiales
· Si el ceibo adulto muestra un crecimiento acelerado, aplique un poco de sulfato de potasio para acentuar la lignificación de los tejidos, naturalmente débiles, de este árbol.
· Si el follaje de las rosas se ve amarillear, utilice fertilizantes de tipo foliar para contrarrestar este fenómeno.
· Tras su espectacular floración, ahora los magnolios necesitan una fertilización. Perfore la tierra bajo la sombra que proyecta su copa y coloque unas 4 cucharadas grandes de abono azufrado. Riegue a continuación y tape con tierra el fertilizante.
· Estimule con aplicaciones de salitre el crecimiento de las especies arbóreas que se vean atrasadas.
· Acidifique con fertilizantes azufrados los rododendrones, para robustecerlos. Mulla previamente el suelo alrededor de la planta antes de la aplicación.

Aproveche ahora en Noviembre
· Propague las hortensias mediante esquejes en esta época. Utilice las ramas sin flores. Saque las hojas de la base y plante en un suelo con contenido de turba, capaz de retener la humedad.
· Haga mugrones de bignonias, jazmines y magnolia stellata.
· La mayoría de las plantas de bulbos entran en reposo. Suspenda los riegos y cuando se marchiten los tallos y hojas saque las papas con cuidado. Sacúdales la tierra y guárdelas en una caja con arena en un sitio seco.

Con los bulbos lo adecuado para que florezcan bien es cambiarlos de ubicación cada año.
· Renueve las áreas donde tenga plantas anuales que ya concluyeron su floración. Resiembre con plantas que florecerán en verano y otoño. Antes prepare el terreno para la siembra: pique y remueva el suelo hasta los 40 cm. de profundidad e incorpore guano descompuesto.
· Si sus plantas, sobre todo las de interior, están muy expuestas al sol, tome precauciones para que en el verano no vayan a sufrir el exceso de luz directa y calor.
· Aún en primavera ocurren cambios de temperatura, algunos inducidos por corrientes de viento más frío. Evite exponer las plantas de interior a estas corrientes de aire que les provocan graves daños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *