Mes de Julio ¿Qué hacemos en el jardín en el mes de Julio? Leave a comment

Julio constituye una verdadera prueba para el jardín. Tradicionalmente el mes de mayor plenitud del invierno, cuando todavía demorarán en aparecer los primeros signos vitales de la primavera, es una época de vientos, lluvias, heladas, y nevazones en varias regiones del país, que castigan particularmente a algunas especies arbustivas y arbóreas, aunque también gracias a la humedad de la estación fría reverdecen los campos y prados como en ninguna otra época del año.

Es un tiempo tradicionalmente escogido para realizar podas en el jardín, así como plantaciones y trasplantes, si bien es cierto que las lluvias constituyen un constante motivo para interrumpir estas labores.

Los destacados del mes de Julio
· Al igual que en el mes anterior, están en floración durante julio las flores típicas del invierno: camelia, viola, pensamiento, prímulas, azalea, narciso, crisantemo, violeta de Persia, caléndula, orejas de oso.
· A finales de julio ya comienzan su espectacular floración las magnolias, particularmente las especies M. soulangeana y M stellata.
· Algunos árboles como el arrayán y el aromo también se ven florecidos hacia fines de este mes.

Labores del mes Julio
· Ponga sus plantas de interior cerca de ventanales luminosos y elimine las hojas quemadas a causa de las corrientes de aire.
· Plante campánula, hipericum rastrero, crisantemo, coreopsis, clavel, clavelina, iberis, agapanthus, achillea, hortensia de invierno, lirio de invierno, tritoma y la espectacular alstroemeria híbrida, entre otras especies. De las aromáticas, plante el orégano y la salvia de cocina.
· Cambie de sitio las herbáceas perennes, como achira, lirio, tritoma y crisantemo enano, que han estado en su jardín durante años y ya presentan una pobre floración, escaso follaje y tamaño muy reducido. Todas requieren ambientes asoleados y suelos ricos en nutrientes orgánicos.
· Evite el efecto dañino de las heladas sobre plantas de clima más templado, o nativas delicadas al frío: cúbralas con papel de diario o totora siempre que una lluvia venga seguida de un cielo despejado, un signo casi inequívoco de próxima helada.
· Ofrecen buena resistencia al frío: azalea, camelia, rodondendro, rosa, laurel de comer, laurentina, mirto, boj, hortensia, cotoneaster, tamarindo, granado, lila, kerria; y árboles de hoja persistente como boldo, peumo, pino o litre.
Proteja del frío y las heladas las fucsias híbridas, hibisco de hoja persistente, y arbóreas como el jacarandá y el ceibo.

· Mulla el suelo de las rosas y después aplique Superfosfato triple y una cobertura de guano, media pala por rosal, aunque si son plantas juveniles la cantidad será menor.
· Haga lo mismo con las hortensias, para estimular la brotación de nuevas yemas basales, que se convertirán en ramillas con flores. Recuerde que – si la poda aplicada ha sido muy radical – no florecerán la próxima temporada.
· Plante ahora los distintos tipos de acer, tulipero, liquidámbar y morera. La oferta de especies arbóreas a raíz desnuda resulta más económica y hace posible apreciar su calidad, que puede comprobarse en una raíz sana, sin nódulos y de cepellón equilibrado. · Hasta octubre no plante las especies sensibles al frío: cítricos, paltos, jacarandá y ceibo, entre otras. Para robustecer los tejidos juveniles aplíqueles potasa a estas plantas.
· Haga un riego foliar semanal a las plantas de interior para contrarrestar la evaporación excesiva que provoca la calefacción.

A diferencia de los nativos, los helechos de origen tropical o subtropical sufren mucho este tiempo que les provoca quemaduras en las hojas. Protéjalos con totora, o cualquier otro procedimiento, cuidando especialmente que las lluvias no toquen el follaje.

Riego en Julio
· Salvo en las plantas que no quedan expuestas directamente a la lluvia, el riego artificial es innecesario durante julio.
· Riegue esporádicamente, realizando algunas pulverizaciones foliares, las plantas de interior que requieran una atmósfera húmeda, pues la calefacción las reseca.

Césped en julio
· El Césped está en su etapa de reposo y su crecimiento es insignificante. Pase –eventualmente- la máquina cortadora para mejorar su apariencia. Lo demás es trabajo de rutina: barrer las hojas caídas y desmalezar.
· Aunque algunas variedades como el Césped Bermuda se vean amarillentas, esto es normal durante la presente temporada.
· Siempre conviene realizar alguna aplicación fungicida, como Dithane, Benlate y Captán, sobre todo si realiza algún corte.

Podas en Junio
· Ya puede podar árboles frutales caducifolios tales como: durazno, manzano, peral, ciruelo y kaki; y en menor medida el damasco.
· No se podan el guindo de frutas ácidas, higuera, nogal, almendro ni castaño, a menos que sea para eliminar alguna rama entrecruzada o de crecimiento incoherente con el resto de la copa.
· Despunte los arbustos de hoja perenne como el laurel de comer, la photinia y el evónimo.
· Pode las raíces de especies ornamentales como ailanthus, paulonias y olmos. Haga una zanja alrededor del árbol que refleje el ancho de la copa y saque las raíces gruesas que crezcan fuera del perímetro marcado. Aplique fungicidas y bactericidas para desinfectar y rellene la zanja con una mezcla de tierra fertilizada, compost y Thiram. Riegue para recompactar y aplique más de la misma mezcla hasta nivelar el suelo.
· La poda de raíces es especialmente conveniente en aquellos jardínes muy poblados y antiguos, donde se habría formado una grande y tupida red radicular, que dificultará el drenaje del suelo y el crecimiento de las plantas. Esta labor debe hacerse cada cuatro años como promedio.
· Corte las ramas guías de hiedras y libere de ellas los troncos de árboles y arbustos.
· Recorte el plumbago rastrero y la vitadinia con la tijera de podar el césped.

Control de Enfermedades
· Después de cada poda desinfecte las heridas provocadas a la planta con algún fungicida, medida ésta particularmente útil en una estación tan húmeda. Puede pulverizar con Captán, que también ataca otras enfermedades invernales.
· No riegue los rosales por aspersión, así previene la aparición de botritis y oídio. Como de cualquier manera las lluvias provocan este mismo efecto, proteja la planta con azufre mojable, o, frente a un estado muy avanzado de la enfermedad, con Captán y Atrizan.
· El laurel de flor suele verse atacado por conchuelas. Elimínelas con Dimetoato. Si presenta fumagina, límpiela durante 3 días con agua y detergente (1 cucharada disuelta en 10 litros), después fumigue con oxicloruro de cobre (40 gr. en 10 litros de agua).
· Saque las flores de las camelias a medida que se sequen para prevenir el traspaso de la botritis. Prevenga su aparición con una pulverización de Captán.
¿Qué tenemos que tener presente?
La botritis aparece principalmente en las camelias de colores más pálidos.

Fertilización y tratamientos especiales en Julio
· Las azaleas que presenten una floración escasa pueden mejorar con aplicaciones de fosfato de amonio; 1 cucharadita disuelta en 10 litros de agua (alcanza para regar hasta 20 plantas). Si muestra hojas quemadas, o caducidad foliar, fortalézcalas con una cucharadita de Ridomil.
· Para un mejor desarrollo de las camelias, aplique alrededor de la planta, en el suelo previamente mullido, 1 cucharadita de Bioazufre. Hacia fines de julio, agregue también 1 cucharadita de urea a cada planta que termine su floración.
· Aplique Superfostato triple alrededor del laurel de flor, una vez mullido el suelo, 100 gr. por cada ejemplar adulto.

· Cubra el suelo con una capa de guano seco alrededor de rosas, cítricos, choisyas, cistus y dafnes, como protección para sus raíces. Al final de la estación este material se unirá al sustrato realizando un mullimiento del terreno.

Aproveche en el mes de Julio
· Las camelias están en su etapa de floración. Si va a plantarlas en su jardín, aproveche ahora para seleccionar las de colorido más acorde a su gusto.
· Cambie los lotos a una vasija con agua y trasládelos a un sitio templado. Recién en septiembre podrá dividir los rizomas y volver a plantarlos, en un sustrato renovado, arcilloso, enriquecido con Superfostato triple.
· Prepare almácigos de clavelinas, perritos, flox y nevada.
· Practique acodos aéreos en dracena, ficus y cheffleras.
· Ponga tutores a los ejemplares que se hayan torcido buscando la luz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *