La Ruda Propiedades Medicinales - Propiedades Medicinales de la Ruda

Propiedades Medicinales de la Ruda Leave a comment

La Ruda es una planta vivaz, ramificada, de color verde gris y aroma muy intenso con tallos rígidos y redondos. Posee las hojas pinnadas impares, triangulares en su contorno que alcanzan hasta 15 cm de largo. Los folíolos se dividen a su vez dos o tres veces y están punteados. Las flores están dispuestas en inflorescencias de tipo umbelar poseen 4 o 5 pétalos de color amarillo verdoso y con aspecto de cuchara.

Su época de floración de la Ruda es entre julio y agosto; en cuanto a presencia, en Centroeuropa está presente sólo en cultivos y huertos, ocasionalmente también asilvestrada. Esta especie originaria de la región mediterránea fue trasportada a través de los Alpes por los monjes Benedictinos.

Acción curativa y uso: la Ruda posee muchas propiedades beneficiosas, pero debido a la toxicidad de su aceite esencial es necesario tener precaución en su uso. En ningún caso deberán sobre pasarse las cantidades que citamos aquí. El té de Ruda se utiliza como un sedante suave, como espalmolítico y diurético aunque en ocasiones se emplea también para estimular el apetito.

Modo de preparar el té de Ruda: se vierte cuarto litro de agua hirviendo sobre una cucharadita de la hierba y se deja reposar 5 minutos. Dos tazas como dosis diaria son suficientes y no presentan efectos secundarios. Las embarazadas deberán prescindir de tomarlo, ya que eleva el riego sanguíneo hacia los órganos pelvianos lo cual podría ocasionar un aborto.

Utilización en Homeopatía: el homeopático Ruda graveolen, se prepara con la planta fresca recolectada cuando está en flor. Se le usa interna y externamente en las luxaciones, reuma y várices. Para la oftalmia se emplea la tintura, en compresas que se preparan con 20 o 30 gotas en 200 ml de agua. En uso interno se administran las diluciones D, a D, varias veces al día en una cantidad que oscila entre 5 y 10 gotas.

La Ruda como remedio casero: es muy larga la lista de las dolencias contra las que la medicina popular emplea la Ruda en forma de de cocción (Té) y en uso externo. Sebastián Kneipp fue también un buen propagandista de esta especie. Se utilizaba la planta, y sigue haciéndose en muchos sitios, contra la falta de apetito, los mareos, las palpitaciones, el exceso de flujo sanguíneo a la cabeza, los dolores de la menstruación, los trastornos nerviosos, la asfixia, los dolores de estómago, las luxaciones, las dislocaciones, la tumefacción tras los golpes secos y las heridas, la presión de la orina, la hidropesía, el reuma, la gota y los exantemas.

Efectos secundarios: Si se administran dosis elevadas de la planta se producen trastornos gastrointestinales, hinchazón de la lengua salivación tumultuosa.

Las personas de piel sensible sufren picores intensos con el simple hecho de recolectar la planta, o incluso inflamaciones acompañadas de ampollas. No es una especie adecuada para las embarazadas.

Utilidades generales: Actúa eficazmente sobre la fragilidad capilar, restableciendo al cabello su fuerza natural. La sustancia que se obtiene de la ruda, en estado puro, denominada rutina, es utilizada en farmacología para combatir los primeros estadios de la arterio-esclerosis. También es muy difundido su uso en las personas con alta presión sanguínea, ya que su administración tiende a bajar la tensión paulatinamente. Además, según la sabiduría popular, actúa como emenagogo y vermífugo. Popularmente se usa como estimulante para abrir el apetito y favorecer la digestión en pequeñas proporciones.; debe consultarse un idóneo acerca de las proporciones adecuadas para las infusiones.

Utilidad terapéutica: Relajante muscular

En medio litro de alcohol se ponen a macerar durante una semana 50 g de ruda, 5 g de comillo, 10 g de hojas de pino, y 10 g de abedul. Pasado este lapso, se filtra cuidadosamente. Al líquido obtenido se le agregan 10 cc de bálsamo tranquilo y 1 cc de amino-benzoato de etilo. Con esta preparación se combate eficazmente todo tipo de dolor reumático, al mismo tiempo que mitiga los dolores y molestias producidas por torceduras y golpes. Es de gran utilidad para masajear los músculos de los deportistas, después de la práctica.

Utilidad gastronómica: Vinagre de diez aromas

15 g de hojas de ruda fresca
15 g de salvia y 15 de romero
30 g de puntas secas de ajenjo
10 g de flores de espliego y 10 g de cebolla machacada
10 g de ajo machacado
8 g de canela de caña
2g de nuez moscada
15 g de acético cristalizado
1 litro de vinagre blanco

Poner a macerar durante 10 días las hierbas secas en una botella con el vinagre tapando herméticamente. Colar y agregar las hierbas frescas. Dejar macerar unas horas y luego filtrar a través de una gasa gruesa. Utilizar en poca cantidad, para aderezar salsas o ensaladas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *