Jardín Vertical para el Jardín

Beneficios de los jardines verticales

Los jardines verticales son cada vez más populares tanto en espacios profesionales/corporativos como residenciales. Los jardines verticales artificiales, en particular, ofrecen una forma sencilla de mejorar la estética y la calidad de los espacios interiores y exteriores.

Un jardín vertical de alta calidad es un elemento distintivo y puede contribuir a una experiencia positiva del espacio para quienes lo utilizan. Optar por un jardín vertical artificial elimina la responsabilidad de regar y mantener mucho, así como la necesidad de sustituir las plantas moribundas:

los jardines verticales artificiales sólo requieren un mantenimiento mínimo y tienen un aspecto estupendo sean cuales sean las condiciones o el lugar en el que se coloquen. Estas son algunas de las principales ventajas de instalar uno.

Crear un espacio más tranquilo

No es necesario tener plantas de verdad para obtener los beneficios de tener más vegetación alrededor. Los entornos con elementos verdes fomentan la relajación y reducen el estrés con impactos positivos en todo, desde la presión sanguínea hasta la tensión muscular.

Edificios más silenciosos

Un jardín vertical puede ayudar a reducir el nivel de ruido ambiental en un espacio, lo que puede ser especialmente útil en una oficina. Un jardín vertical absorbe más del 40% del sonido que una fachada normal, lo que ayuda a reducir los niveles de ruido.

Impulsar la productividad y el compromiso

Como resultado del impacto positivo que la vegetación tiene en el bienestar, la productividad también recibe un impulso. De hecho, las plantas en el lugar de trabajo pueden aumentar la positividad en un 15%. Y no sólo eso, sino que los empleados tienden a sentirse más asentados, satisfechos y comprometidos.

La gente quiere estar cerca de ellas

La investigación ha establecido que cuando hay un jardín vertical en el lugar, quienes lo experimentan tienden a querer pasar más tiempo a su alrededor. Puede tratarse de clientes que vuelven a la misma tienda gracias a un jardín vertical, empleados que califican el entorno de la oficina como una de las razones para quedarse o ocupantes de un edificio residencial que tienen menos ganas de mudarse.

Parte de la marca

Un jardín vertical es una forma estupenda de reforzar los mensajes de la marca y ayudar a aumentar el impacto de un negocio. Ya sea con mensajes relacionados con la naturaleza y el medio ambiente o con la creación de un espacio en el que claramente se ha tenido en cuenta que los empleados estén contentos.

Unir a las personas

Un mayor número de plantas y vegetación tiene un impacto positivo en la cohesión social y anima a las personas de un espacio a interactuar entre sí. Los jardines verticales y otras zonas verdes a pequeña escala tienen menos probabilidades de ser objeto de vandalismo que otros elementos. Además, se ha comprobado que las plantas y la vegetación crean un entorno curativo en el que a las personas les resulta más fácil recuperarse de una lesión o sobrellevar el dolor, por lo que también son ideales para hospitales y otros espacios asistenciales.

Estas son algunas de las principales ventajas de los jardines verticales. Optar por plantas y follaje artificiales no sólo ayuda a minimizar el mantenimiento, sino que también ofrece más opciones a la hora de utilizar el jardín vertical. Las plantas artificiales no necesitan luz natural ni condiciones ideales y pueden ofrecer todas estas ventajas incluso con un cuidado mínimo.

Si está interesado en añadir un jardín vertical a su espacio corporativo/residencial, nuestra exclusiva solución de pared artificial es la forma perfecta de crear un impresionante jardín vertical…

Si ha visto una pared verde en la casa o la oficina de alguien, es posible que piense inmediatamente que tiene un aspecto estupendo, pero que no querría ocuparse de su mantenimiento. Pero, en realidad, la pared verde que ha visto puede ser una pared verde artificial. Con las plantas adecuadas, es difícil distinguir entre una pared viva natural y una artificial. Si está indeciso sobre si quiere una pared verde artificial en su casa u oficina, aquí tiene algunas ventajas que debe conocer.

Bajo coste y mantenimiento

El coste inicial de un jardín vertical artificial es mucho menor que el de uno vivo, y no hay costes de mantenimiento continuos. No tiene que preocuparse por colocar el jardín delante o cerca de la luz ultravioleta, porque nunca morirá. Lo mejor de todo es que no tienes que regarlo en absoluto. Esto no sólo le ahorrará tiempo y dinero, sino que podría evitar un desastre con fugas de agua en sus paredes, techos y suelos.

Parece realista

Es muy fácil conseguir una pared verde vertical artificial de aspecto realista. Las plantas vivas no están necesariamente diseñadas para vivir en interiores, pero las artificiales quedarán muy bien en cualquier lugar. No tendrá que quitar ninguna hoja o rama muerta en ningún momento. Una de las mejores partes de tener un jardín vertical artificial es que los resultados son instantáneos. Tan pronto como se instale, ¡estará viendo una vibrante pared verde! Esto es diferente de una pared viva, que podría tomar varias semanas antes de que las plantas florezcan.

Uso en interiores o exteriores

¿Quién dijo que sólo las plantas vivas tienen que estar en el exterior? Un muro verde artificial queda tan bien en el exterior como en el interior. Hay diferentes paneles que se adaptan mejor a una u otra zona. Básicamente, puede colocar una pared verde artificial en cualquier lugar, ya sea en la entrada de su puerta principal, en el lateral de su tienda, en una habitación interior, en el sótano o en cualquier lugar en el que desee algo de vegetación.

Realmente no hay ningún inconveniente en tener una pared verde artificial en su casa u oficina. Una pared verde artificial no sólo mejora el aspecto de un interior o exterior, sino que también puede crear un entorno más relajante. Asegúrese de ponerse en contacto con nosotros para ver cómo podemos ayudarle a conseguir una pared verde artificial en su casa.