Herbicidas para los Árboles del Jardín

Herbicidas para los Árboles del Jardín

Herbicidas y gestión de la vegetación forestal

Este artículo examina el uso de herbicidas con etiqueta forestal para gestionar la vegetación de los bosques, incluyendo la elección del herbicida adecuado, los métodos de aplicación y la toxicidad.

Herbicidas para Árboles

La densa sombra que proyectan los helechos interfiere en la supervivencia y el establecimiento de las plántulas tras la germinación. El exceso de hojarasca y de alfombras de raíces también puede impedir la adecuada germinación y desarrollo de las plántulas.

Hay varias formas de gestionar la vegetación: manual, mecánica, biológica, cultural y química. La gestión integrada de la vegetación utiliza una combinación de estos enfoques. Esta publicación examina el uso de herbicidas para la gestión de la vegetación forestal y proporciona información para abordar algunos conceptos erróneos sobre el uso de herbicidas en los bosques.

Los herbicidas con etiqueta forestal son eficaces y respetuosos con el medio ambiente; sin embargo, su uso sigue siendo controvertido. Por necesidad, los propietarios de bosques y los gestores de recursos recurren cada vez más a los herbicidas para la gestión de la vegetación.

Son muchos los factores que aumentan la necesidad de gestionar la vegetación con herbicidas. Entre estos factores se encuentran la vegetación que interfiere en la regeneración del bosque, las prácticas de tala de madera mal planificadas y ejecutadas, el descenso de los mercados de madera para pasta de papel y la creciente abundancia de especies vegetales invasoras. Examinemos brevemente cada uno de estos factores.

Los aprovechamientos madereros mal ejecutados suelen dejar árboles de escaso valor comercial.

Las condiciones de sombra del sotobosque y la escasa preferencia de los ciervos por el ramoneo favorecen el desarrollo del arce rayado.

La vegetación de interferencia consiste en plantas que inhiben la germinación y el crecimiento de las plántulas al proyectar una sombra densa en el suelo del bosque. Las plantas interferentes se benefician de unas condiciones de luz específicas y de las preferencias de ramoneo selectivo de los ciervos, que eliminan o reducen las plantas autóctonas y proporcionan espacio de crecimiento a especies más competitivas.

Las cosechas de madera mal planificadas y ejecutadas, conocidas como «high grading», dejan atrás árboles con poco valor comercial. Esto ha provocado un cambio hacia especies arbóreas menos deseables y árboles de peor calidad en nuestras parcelas forestales.

Con la disminución de los mercados para los árboles de pequeño diámetro, muchos rodales con exceso de existencias que se beneficiarían de la entresaca no están recibiendo tratamiento. Los aclareos mejoran el crecimiento de los árboles y su resistencia a los insectos y las enfermedades.

Por último, la creciente abundancia de plantas invasoras influye directamente en la capacidad de los bosques para conservar la diversidad de plantas autóctonas y de la fauna. Los herbicidas, cuando se aplican correctamente, pueden resolver todos estos problemas de forma segura, eficaz y económica.

Los herbicidas son un método seguro y eficaz para la gestión de la vegetación forestal y son apropiados para lograr muchos objetivos, incluyendo el establecimiento de la regeneración, el aumento de la producción de madera, la mejora del hábitat de la vida silvestre, el control de las plantas no nativas, y el mantenimiento de carreteras e instalaciones.

Cuando se aplican correctamente, los herbicidas pueden aumentar el valor de la propiedad, la productividad, la estética y la utilidad. Sin embargo, hay que entender que existen opciones. Un plan de gestión integrada de plagas bien desarrollado y aplicado incluirá enfoques alternativos de control de la vegetación con y sin el uso de herbicidas. Esta publicación le ayudará a identificar la solución más eficiente, respetuosa con el medio ambiente y rentable para abordar sus necesidades de gestión de la vegetación forestal.

Las hierbas pueden reducir el potencial de regeneración al dar mucha sombra y proporcionar cobertura a los pequeños mamíferos que comen semillas.

El laurel de montaña y el helecho forman densos matorrales que interfieren en la regeneración del bosque.

Elección del herbicida forestal y del método de aplicación adecuados

Ningún herbicida, tasa o método de aplicación funciona para todas las necesidades de gestión de la vegetación. Cada situación requiere una evaluación avanzada para asegurar que se elige el programa de control de menor riesgo, más eficiente y más rentable.

Para una situación determinada, el tipo de suelo, las especies de plantas, la densidad y el tamaño afectan a la prescripción de herbicidas. Otros factores, como la época del año y las condiciones meteorológicas, son importantes porque afectan al crecimiento de las plantas, a la absorción del herbicida y a la translocación.

La primera consideración a la hora de seleccionar un herbicida es la ubicación de la planta objetivo. Algunos ejemplos de lugares son las servidumbres de paso, los claros de la fauna, los bosques, los humedales y los emplazamientos industriales. La etiqueta del producto enumera los lugares actualmente etiquetados. Aplicar un plaguicida en un lugar que no figura en la etiqueta es ilegal.

La declaración de uso restringido indica el peligro específico de ese plaguicida. Por ejemplo, un producto puede ser perjudicial para los seres humanos, el ganado, la fauna silvestre o el medio ambiente. Otras razones para el etiquetado de uso restringido son la toxicidad para las plantas no objetivo en bajas concentraciones, el peligro para las aguas subterráneas o superficiales, o la posibilidad de que se desplace fuera del lugar.

Los plaguicidas que no contienen la declaración de uso restringido se denominan de «uso general». Los plaguicidas de uso general no requieren la certificación del aplicador siempre que el producto se aplique en una propiedad alquilada por el aplicador o su empleador.

Prácticamente todo el control de la vegetación forestal implica la aplicación de herbicidas de uso general. Esto proporciona a los propietarios forestales una oportunidad para abordar las necesidades de gestión de la vegetación en sus propias propiedades sin tener que obtener la certificación. El manejo y uso de herbicidas para árboles conlleva la responsabilidad de leer, comprender y seguir las instrucciones de la etiqueta.

Tenga siempre en cuenta la selectividad del producto al elegir un herbicida adecuado. La selectividad se refiere a la resistencia que tienen las distintas clases de plantas a un herbicida. Esto garantizará que las especies objetivo puedan ser controladas por el producto elegido. Por ejemplo, algunos herbicidas para árboles sólo controlan las malas hierbas de hoja ancha y la vegetación leñosa y no controlan las hierbas.

Algunos herbicidas para árboles son tan selectivos que pueden aplicarse directamente sobre las plantas no objetivo. Por otro lado, los herbicidas de amplio espectro no son selectivos. Los herbicidas para árboles de amplio espectro pueden controlar toda clase de plantas. Para proteger las plantas no objetivo, hay que tener cuidado al aplicar este tipo de productos.

La actividad de los herbicidas para árboles es una consideración importante a la hora de seleccionar un producto. La actividad se refiere a la forma en que el producto entra en la planta, ya sea a través del follaje, el tallo o las raíces. Algunos herbicidas para árboles tienen más de un tipo de actividad. Al tratar la vegetación del sotobosque, asegúrese de que el producto no afectará a los árboles del sotobosque a través de la actividad del suelo.

El tamaño y el número de tallos, el número de hectáreas y la época del año influirán en la elección del método de aplicación. Por ejemplo, si los árboles que se van a controlar tienen más de 20 cm de diámetro, es apropiado un método de aplicación con faja o inyección en el tallo. Si el sitio contiene 30 hectáreas de helechos en el sotobosque, un tratamiento foliar al voleo en el suelo utilizando mecanización como un soplador de niebla montado en un skidder es el método de aplicación más apropiado.

La etiqueta del producto es la mejor fuente para conocer los métodos de aplicación, la información sobre la dosis y la época del año. Asegúrese de seleccionar el método de aplicación que utilice la menor cantidad de producto para controlar las plantas objetivo.

Antes de aplicar cualquier herbicida para árboles, es importante calibrar correctamente el equipo. La comprobación de la calibración mostrará la cantidad de producto aplicada en unas condiciones de campo determinadas y consiste en realizar una prueba en una zona conocida y medir la cantidad de material aplicado. Ajustando el equipo para controlar el volumen de aplicación o la concentración química se obtiene la dosis adecuada.

La calibración es importante porque la aplicación de un herbicida a una dosis superior a la indicada en la etiqueta es ilegal; las boquillas y otros ajustes del equipo pueden variar en función de las condiciones de funcionamiento; las aplicaciones rentables deben realizarse con las dosis adecuadas.