Malezas en el Jardín ¿Cómo reconocer las malezas en el jardín? Leave a comment

Existen muchas especies de malezas, pero todas tienen varias características en común que permiten identificarlas como tales.
En cuanto a su aspecto externo, por lo general se trata de plantas silvestres poco decorativas, que restan atractivo a un jardín. Respecto a esto, aunque hay consensos, el criterio varía según la percepción de cada persona.
Otra cualidad que tienen en común es que son plantas rústicas, poco exigentes de cuidados y que, por lo general presentan un comportamiento mucho más invasor que las especies ornamentales.

¿Sirven de algo las malezas en el jardín?

· En sentido estricto, se consideran malezas todas aquellas plantas que brotan de forma espontánea en lugares no deseados del jardín, el pasto e incluso los maceteros y jardineras. Algunas de estas plantas tienen diversas propiedades. Es su carácter de «no invitadas» lo que las hace ser catalogadas como malezas.

· Muchas especies de malezas que brotan espontáneamente en nuestro jardín poseen propiedades medicinales y además son comestibles. Tal es el caso del diente de león, el llantén mayor y las Chenopodiaceae, entre otras.

· Algunas de estas plantas resultan buenos indicadores sobre el tipo o calidad del suelo, lo que sirve para planificar el diseño de un jardín. La ortiga y las Chenopodiaceae, por ejemplo, advierten sobre la presencia de suelos fértiles y ricos en nitrógeno, nutriente esencial de las plantas. El falso té indica que los suelos tienen mal drenaje, o que se encuentran excesivamente compactados.

¿Por qué surgen las malezas en el jardín?

· Las malezas se pueden propagar por vía sexual (semillas) o asexual (rizomas, estolones y otras partes vegetales).
· Las semillas permanecen en el terreno en período de latencia y pueden ser transportadas por el viento, el agua del riego o los pájaros que se alimentan de ellas.

· Un terreno que ha sido utilizado como pradera o que ha estado en barbecho durante un tiempo prolongado, está siempre lleno de semillas de malezas. Las que están a menos de 5 cm. de profundidad, germinan y brotan con facilidad, por eso, si cada vez que empiezan a asomar a la superficie las arrancamos de raíz, terminarán agotándose después de un tiempo.

· Por el contrario, si excavamos el terreno profundamente, subirán nuevas semillas a la superficie y empezarán un nuevo ciclo de crecimiento. Por esta razón, resulta inconveniente excavar la tierra a no ser que sea realmente necesario.

¿En qué época surgen las malezas en el jardín?

· Existen malezas anuales y perennes. Las anuales surgen por semillas y completan al menos un ciclo de vida en cada estación. Las perennes sobreviven gracias a tallos subterráneos o a raíces, que funcionan como órganos que guardan reservas para el invierno.

· Aunque en invierno muchas repuntan con particular vitalidad, no obstante, la mayor diversidad y cantidad de especies brota y se desarrolla a partir de la estación primaveral, porque el suelo aún mantiene la humedad de las lluvias pasadas, a la vez que se registra un aumento de la temperatura.

· Su presencia se puede extender hasta el verano y principios de otoño, sobre todo cuando se instalan en terrenos que reciben riegos regularmente.

Algunas típicas malezas en el jardín

Las malezas «tradicionales» se agrupan comúnmente en «Malezas de Hoja Angosta» (Gramíneas como el piojillo) o «Malezas de Hoja Ancha» (Dicotiledóneas, como el bledo o el diente de león). En este último grupo se puede incluir a algunas leguminosas como el trébol blanco.

Esta clasificación se debe tener en cuenta, por ejemplo, a la hora de seleccionar el herbicida que se les aplicará, así como también la forma de aplicarlo

· Piojillo, Poa anual (Poa annua L., Familia Poáceas). Herbácea anual, de hasta 15 cm. de altura. Presenta pequeñas hojas angostas y plegadas. Las flores están dispuestas en espiguillas plurifloras de 8 mm de longitud. Frutos en cariópside. Se reproduce mediante semillas y crece especialmente durante la temporada de lluvias.

· Pasto Miel, Heno Blanco (Holcus lanatus, F. Poáceas). Herbácea perenne que puede alcanzar hasta 1 m. de altura. Presenta hojas angostas, suaves y pubescentes. Las inflorescencias son espiguillas de color blanco. Aparece sobre todo en los suelos húmedos y los ambientes soleados. Se reproduce mediante semillas. Es particularmente nociva para el jardín por ser huésped frecuente de hongos tóxicos para el ser humano.

· Pelosilla rastrera, pilosela u oreja de ratón (Hieracium pilosella L., F. Asteráceas). Es una especie perenne de tallos rastreros, poco abundante. Posee hojas vellosas y flores solitarias amarillas, que aparecen desde mediados de primavera a mediados de verano. Presenta una gran resistencia a condiciones extremas. Crece en suelos secos y ácidos. En Chile se la encuentra sobre todo en las zonas más australes del país. Se reproduce mediante semillas y estolones. Se caracteriza además por su agresividad y longevidad (vive más de 10 años). Tiene propiedades diuréticas, estimulantes y anticoagulantes.

· Trébol blanco (Trifolium repens, F. Leguminosas). Herbácea perenne de tallos rastreros, ascendentes en su extremo terminal. Posee las hojas trifoliadas, características del género, ovoides a elípticas, con pecíolos largos y bordes finamente dentados. Tienen una mancha blanquecina en el centro. Las flores aparecen a mediados de primavera hasta inicios del otoño, son blanco verdosas a rosáceas y surgen en el extremo de los tallos florales, erectos, que pueden sobrepasar los 25 cm. Se reproduce mediante semillas, en suelos no ácidos.

· Margarita (Bellis perennis). Abunda en todo tipo de suelos, especialmente en céspedes cortados a baja altura, donde se reproducen rápidamente gracias a sus tallos rastreros. Sus hojas con forma de cuchara y borde festoneado, están reunidas en rosetas aplanadas. De noche se cierran sus típicas flores blancas con centro amarillo.

· Verónica de ojo de pájaro (Veronica Chamaedrys) Es poco abundante, pero puede llegar a formar grandes manchas en suelos húmedos ya que enraiza fácilmente para formar nuevas plantas. Sus hojas son ovales, irregularmente dentadas; sus tallos delgados y postrados. Florece en primavera con flores azules con el centro blanco.

· Pamplina, hierba pajarera común (Stellaria Media). Aparece especialmente en céspedes recién sembrados. No es importante en céspedes consolidados. Sus hojas son acorazonadas. Sus florecillas blancas, con 5 pétalos profundamente divididos, aparecen desde mediados de invierno a mediados de otoño. Los tallos forman una esfera enmarañada; son débiles y erráticos, con una banda vertical de pelos.

Malezas alergizantes

Muchas malezas producen flores con alto contenido de polen alergizante, lo que afecta a gran cantidad de personas.
· Diente de león (Taraxacum officinale, F. Asteráceas). Esta herbácea perenne crece en cualquier tipo de suelo, prácticamente durante todo el año. Puede alcanzar 20 a 40 cm. de altura, con tallos florales que sobresalen sobre las hojas basales dispuestas en roseta. Estas varían bastante en su forma, desde enteras hasta divididas en lóbulos triangulares y con el peciolo generalmente alado. Su forma le da el nombre común a la planta. Se caracteriza además por sus capítulos florales de color amarillo y por las semillas provistas de «paracaídas». Es una maleza bastante tolerada por su aspecto no exento de gracia. También tiene algunos usos: las hojas tiernas se pueden consumir cocidas o en ensaladas, las raíces se emplean en algunos lugares como sucedáneo del café y de las flores se puede hacer vino. Además, diversas partes de la planta tienen propiedades medicinales.

· Llantén mayor (Plantago major, F. Plantagináceas). Herbácea perenne, de 10 a 30 cm. de altura. Crece en suelos compactos, desde primavera hasta mediados del verano. Se encuentra muy asociada al césped y es capaz de resistir pisadas, heladas, sequías y otras condiciones difíciles para la mayoría de las plantas del jardín. Poliniza de octubre a marzo. Hojas basales en forma de roseta, anchas, lanceoladas, lisas o levemente vellosas. Inflorescencias en espigas, con muchas flores de color blanco y fruto en cápsula que contiene semillas oscuras. Esta especie tiene diversas propiedades: antidiarreicas, expectorantes, cicatrizantes, etc.

· Siete venas o llantén menor (Plantago lanceolata, F. Plantagináceas). Herbácea perenne que puede crecer hasta 50 cm. de altura. Posee hojas pubescentes, elongadas, de bordes enteros, dispuestas en roseta basal. Las inflorescencias crecen en espigas cortas de forma ovoide y color blanquecino. Florece de mediados de primavera a fines de verano. Se reproduce mediante semillas. Es muy alergizante. Al mismo tiempo, posee propiedades expectorantes.

· Acederilla (Rumex acetosella, F). Especie perenne rizomatosa, de tallos erectos, que puede alcanzar hasta 60 cm. de altura. Presenta hojas pecioladas, en forma de punta de lanza. En Chile se la puede encontrar desde el centro del país hasta Punta Arenas. Flores verdes muy pequeñas, que se vuelven rojas. Poliniza entre octubre y diciembre.

· Las Chenopodiaceae, familia que agrupa unas 1.400 especies de plantas, incluyendo algunas malas hierbas y otras de importancia agrícola como la acelga (Beta vulgaris) y la espinaca (Spinacia oleracea). En Chile se consideran malezas el Paico (Chenopodium multifidion) y el Chenopodium ambrosoides, presentes principalmente en las zonas costeras, en suelos salinos y nitrogenados. Ambas son herbáceas que crecen entre 30 cm. y 1 m. de altura. Polinizan generalmente de octubre hasta marzo o abril. El paico, por otra parte, posee propiedades medicinales.

· Parietaria Judaica, de la familia de las Urticáceas. Herbácea perenne que puede alcanzar hasta 50 cm. de longitud. Tiene tallos rojizos y pubescentes. Las hojas poseen una forma romboidal, no son urticantes y se disponen de manera alterna. Las flores aparecen agrupadas en racimos y tienen un color rojizo. La planta poliniza durante todo el año, sobre todo en primavera y verano. El polen afecta más a adultos que a niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *